contacto: noticias@clorindahoy.com

El tiempo - Tutiempo.net

     , Clorinda, Formosa, (RA)

 

 

 

Las otras noticias de la semana

   
     
00
11
18

Llegan los vigilantes del ajuste

 

 
Una Misión del Fondo Monetario Internacional se instalará de forma permanente en Buenos Aires para monitorear el reciente acuerdo firmado con el organismo. La delegación estará a cargo de un técnico jamaiquino con experiencia en la fiscalización de economías chicas y periféricas. A diferencia de los años 90, el equipo del FMI no trabajará dentro del Banco Central y contará con oficinas propias en el microcentro porteño. Pero, al igual que esos años, el delegado del Fondo tendrá un poder de decisión económico equiparable a los titulares de Hacienda y el Central.
 

Un sector del primer piso de la recoleta y señorial nave madre del Banco Central de calle Reconquista siempre estaba reservado para los delegados del Fondo Monetario Internacional. El Jefe de la Misión y sus equipos monitoreaban la salud de las cuentas argentinas a metros del despacho del presidente del BCRA. La escenografía laboral era elocuente: el Fondo colonizaba hasta el espacio público. “La anécdota es que durante la época de la convertibilidad, e incluso hasta el mandato presidencial de (Eduardo) Duhalde, el representante del FMI para la Argentina tenía su oficina dentro del Banco Central. Específicamente, desempeñaba sus funciones en el primer piso, donde contaba con seis o siete oficinas a disposición. Eso cambió durante el gobierno de Néstor Kirchner, ahí se exigió al Fondo que se fueran del Central, y la Misión trasladó su equipo a un edificio de la calle Corrientes”, apunta a Nuestras Voces Jorge Carrera, ex Jefe de Investigaciones del Banco Central y ex delegado argentino ante el Grupo de los 20.

A partir del actual mes de noviembre, nuevamente, y tras muchos años de ausencia, una delegación del Fondo Monetario Internacional se asentará, y no de forma temporal, en Buenos Aires. La Misión estará a cargo de un técnico jamaiquino, Trevor Alleyne, formado académicamente en los Estados Unidos y con vasta experiencia en el seguimiento de países periféricos. Su misión: monitorerar el ajuste.

El board del Fondo, entonces, transfiere como representante a un economista con pedigrí en el estudio de economías pequeñas, poco desarrolladas. ¿Nos ve endeble Madame Lagarde? Aunque más atento a las buenas formas y modales, el organismo internacional de crédito igualmente solicitó contar con un espacio propio dentro del edificio presidido hoy por Guido Sandleris.

En ese sentido, fuentes del Banco Central aclararon a Nuestras Voces que la misión encabezada por  Trevor Alleyne no va a desembocar en la calle Reconquista, donde está emplazada la nave que hoy conduce el ex Di Tella Guido Sandleris. “La oficina del FMI no va a funcionar en el Banco Central. Ellos están buscando un lugar donde instalarse. Lo que sí nos solicitaron, en su momento, es la posibilidad de trabajar transitoriamente en nuestra sede en caso de no poder conseguir en el corto plazo el sitio requerido. Ocurre que el Fondo, por protocolo, requiere muchas medidas de seguridad para alojar a sus técnicos, y en el Central están dadas las condiciones para su labor. Pero, le comunicamos que no podíamos garantizar ese pedido”, detallaron.

Ahora bien, consultado Pedro Biscay, ex director del BCRA, sobre dónde piensa que concentrará el equipo de Trevor Alleyne la lupa por sobre las cuentas económicas domésticas, el actual referente del CINFIN -un centro de estudios especializado en la agenda del combate a la criminalidad económica- enfatiza que: “En general las misiones del Fondo en los países emergentes fijan su mirada en el seguimiento de variables para determinar, concretamente, si el país en cuestión posee sustentabilidad para cumplir con los pagos de deuda fijados con el organismo. En ese sentido me parece que Alleyne establecerá y exigirá línea abierta de comunicación con dos canales gubernamentales, Hacienda y el Central. Tanto a (Nicolás) Dujovne como a (Guido) Sandleris el delegado del Fondo le requerirá constantemente una fiscalización de capítulos como el tipo de cambio, el nivel de reservas netas, el monto existente de los depósitos bancarios. También pedirá tener un registro completo de cuán saludable es el mercado de acciones y bonos, cómo está compuesta la base monetaria, o qué piso de encajes le exige Cambiemos al sistema bancario público y privado”.

“En general, las representaciones del FMI en los países son como pequeñas embajadas técnicas utilizadas para hacer un seguimiento más cercano del acuerdo alcanzado. En ese sentido, esa unidad cuenta con un representante, que también tiene un marcado perfil técnico. En este caso, Trevor Alleyne estará bajo el seguimiento de (Alejandro) Werner, que es el Jefe del Hemisferio Occidental, a cargo de las políticas del Fondo para todo el continente americano”, complementa a Nuestras Voces el profesor y economista Jorge Carrera.

Nuestras Voces pregunta, además, a Carrera si considera que el Fondo tendrá un trato preferencial a Cambiemos en el monitoreo del acuerdo para poder instalar un caso testigo exitoso regional. “No sé si el FMI tiene expectativas muy elevadas sobre la evolución del acuerdo porque han trascendido análisis de ellos donde no descartan tajantemente la posibilidad de un fracaso por parte de Argentina en cumplir sus metas prometidas. Pensemos que el Fondo y Buenos Aires pautaron dos documentos de entendimiento en un período corto, menos de cuatro meses. Lo que paso, en términos técnicos, con el primer acuerdo es un gran papelón para la Argentina porque la posibilidad de fallar, en términos objetivos, era baja y, sin embargo, Cambiemos no pudo cumplir lo pautado. Ahora, en términos más políticos, es evidente que hay una voluntad del accionista principal del board, los Estados Unidos, en que el caso argentino resulte exitoso porque consideran a (Mauricio) Macri como un aliado regional”, interpreta el profesor titular de la Universidad Nacional de La Plata.

Por último, el profesor de la Universidad Autónoma de México y especialista en la historia económica del Fondo, el peruano Oscar Ugarteche, advierte a Nuestras Voces que: “Me imagino que el Fondo debe tener una visión optimista de la solución argentina. Pero, en todo caso, lo que observo es que el gobierno argentino, tras el acuerdo con Lagarde, está bajando los salarios, subiendo los impuestos y eso, naturalmente, está desembocando en una recesión. Entonces, nuevamente, el optimismo de Lagarde reside en buscar el estancamiento de la economía argentina porque, básicamente, el Fondo busca equilibrios monetarios y cambiarios. Conclusión, para los técnicos, la recesión argentina es una buena noticia”.

Stelios Kouloglou es diputado oficialista griego, además de director de cine y experimentado periodista. Es parte del gobierno de Alexis Tsipras que, recientemente, celebró el fin de los acuerdos que ataban a Grecia con el Fondo. El caso heleno es paradigmático. La troika europea y el FMI tomaron a la economía mediterránea como caso testigo de disciplinamiento fiscal. Kouloglou estuvo está semana en Buenos Aires para participar de una actividad relacionada con la cumbre del G20 pero, centralmente, aprovechó la estadía para hilar lazos con organizaciones políticas y sociales de nuestro país. Además, se hizo unos minutos para dialogar con el ex ministro de Economía Axel Kiciloff.

Nuestras Voces habló con Kouloglou para conocer cuál fue el perfil político de la Misión del Fondo que durante muchos años se asentó en Atenas para decir, centralmente, eso sí, eso no, hasta que, según Kouloglou, las “medidas soberanas de Tsipras consiguieron desprenderse de la intromisión del organismo en los asuntos internos de Atenas”. Kouloglou, como se dijo, proviene de trabajos ligados a la comunicación; entonces, el legislador de Syriza se muestra hábil para elegir una metáfora bien concreta en pos de describir el rol jugado por el Fondo en Atenas: “el FMI es como el alcohólico que le pega a la mujer. Insulta, cachetea a su esposa, y luego pedí disculpas, pero reincide. Con el Fondo pasa algo parecido. ¿Qué dijo la Misión en Atenas cuando hicieron las valijas? Nos equivocamos en las previsiones hechas. Pero, claro, producto de sus políticas, dejaron una economía devastada, con una desocupación cercana a los cuarenta puntos entre la población más joven”.

En Argentina, tras el crac del 2001, el Fondo también publicó una serie de papersdonde reconocieron haber acercado a la Casa Rosada recomendaciones fallidas. ¿Cómo terminará la historia con Trevor Alleyne?

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
       

Es una publicación de L.S.C.P. - Servicios Pubilicitarios.

Webmaster: RA@webmaster

 

Derechos Reservados - Política de Privacidad

Contacto: noticias@clorindahoy.com

Clorinda - Formosa - Argentina

Tel. 3718-453743